Una casa para escapar

¿A quién no le gustaría tener una casa donde escapar? de la rutina, del bullicio de la ciudad… un espacio reservado para la desconexión mas absoluta ya sea solo o bien acompañado. Es lo que me inspiró este estudio situado en la parte trasera de una casa familiar que mentalmente ubiqué en mitad de un bosque al lado de un precioso lago, y fantasee con la idea de tener un día algo similar, una pequeña cabaña en un lugar aún por determinar, con las comodidades mínimas para encontrarme como en casa.
Como el propietario de este estudio, recuperaría muebles en desuso y nosotros mismos nos encargaríamos de la reforma: pintura, alicatado, carpintería… la inspiración japonesa estaría igualmente muy presente a la hora de proyectar los espacios, la distribución y el pequeño jardín, habría mucha madera, plantas y el suelo de cemento pulido, el protagonista sería un baño abierto al espacio con una antigua bañera de hierro fundido donde me daría largos baños tras un paseo por el bosque, y como en el ejemplo, nunca estaría realmente acabada porque eso sería la excusa perfecta para volver siempre que quisiera #porquesoñaresgratis.

¿Tu también sueñas con una casa donde escapar?

2 Comentarios
  • Énola
    Publicado a las 08:28h, 05 diciembre Responder

    Me gusta muchísimo esa casa, solo había visto fotos del baño pero la verdad es que el resto está a la altura.
    Buen fin de semana!

  • três
    Publicado a las 11:30h, 05 diciembre Responder

    Siempre soñamos con escapar a rincones perdidos y tan bonitos como este. Es una maravilla poder huir de la ciudad y perderse en la paz y el relax por unos días. ¡Precioso!

Publicar Comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar