Mi particular Guía de Nueva York I

Antes de que pase más tiempo no quería dejar de escribir mi particular guía de Nueva York, ya ha transcurrido más de una semana desde mi regreso y después de haberme recuperado de un pesado yet lag (hasta hace un mes no sabía lo que era) y de haber recopilado todas las fotografías de cámaras, móviles, etc, me siento frente al ordenador a detallar mi experiencia en esta impresionante ciudad.

No pretendo hacerme pasar por una experta en Nueva York ni a indicaros lo que tenéis que hacer en un próximo viaje, mi única intención es la de detallar aquellos lugares que más me han impresionado de este viaje (excursión a Washington incluida) así como las cosas que menos me han gustado.

No será una Guía al uso, de esas ya hay demasiadas tanto en papel como en internet, en esta guía aparecerán los detalles, lugares, sensaciones, … que muchas veces el turista no aprecia por el hecho de ir con prisas a todos los sitios y no perderse nada. El hecho de ir diez días me ha permitido tomarme este viaje con tranquilidad y apreciar esas pequeñas cosas que solo los curiosos o muy observadores no dejamos escapar.

En entradas anteriores os enumeré mis imprescindibles de Nueva York en cuanto a edificios, parques, museos, etc., también os he hablado del hotel dónde me alojé y de la Tienda de Vitra en el Barrio de Chelsea.

Debido a la gran cantidad de fotografías y experiencias que he acumulado he decidido dividir esta guía en al menos cuatro entregas que iré publicando en los próximos días. También he decidido agruparlas en collages para que las entradas no resulten muy largas.

Bueno, sin más dilación comienzo con esta particular guía de Nueva York:

1. Lo atípico de lo típico:

Aunque nunca hayas visitado Nueva York, cuando estás allí parece que hayas recorrido esta ciudad cientos de veces. La cantidad de películas y series que hemos visto con NY como telón de fondo hacen que reconozcamos cada rincón, cada lugar. Los semáforos, los camiones de helados, las kioscos, los dispensadores de periódicos, los depósitos de agua en los tejados, las bocas de incendios, el huno de las alcantarillas, las zapatillas colgando de los cables, jóvenes bailando break dance en la calle… son algunas de las estampas típicas en las que el turismo no suele hacer hincapié, pero que son totalmente reconocibles y cuentan con cierta belleza. 

 2. La escalera como símbolo: 

Mires donde mires en Nueva York hay una escalera de incendios, de acceso a las viviendas o a los edificios públicos, tanto es así que se ha convertido en un pequeño símbolo de esta ciudad. Quién no se ha imaginado alguna vez sentado en una escalera de incendios cual Audrey Hepburn tocando la guitarra, o en las escaleras de las típicas zonas residenciales esperando sentada a nuestro príncipe azul como Carrie Bradshaw. La arquitectura de esta ciudad no sería lo mismo sin las escaleras de incendios.

3. Menuda factura de la luz:


Cuando cae la noche, la ciudad resplandece y se ilumina cual escenario un viernes por la noche. Los edificios de oficinas dejan las luces encendidas, los luminosos de los locales te animan a entrar y la publicidad parece que va a salir del plano. Yo me quedo sin duda con los luminosos de épocas pasadas como el del Radio City Music Hall, el de los típicos diner americanos o el de las antiguas peluquerías de caballeros. 
No quiero ni imaginar la factura de la luz que pagaran estos señores, en serio, en los tiempos que corren me parece un despilfarro y un abuso, pero no puedo negar que queda genial en las fotos.

 4. The Graffiti Hunter:


Termino la primera parte de esta guía con una de mis pasiones, el Arte Urbano. Se que no es del agrado de todo el mundo y que en muchos casos son actos vandálicos, yo me refiero a las obras de cierto calibre o valor estético, no a las típicas firmas más o menos elaboradas. Cada vez son más los que prestan sus paredes a este tipo de arte y deciden rejuvenecer sus bloques de viviendas, puertas de establecimientos, fachadas… y Nueva York no iba a ser menos. Os dejo una muestra de los que más llamaron mi atención, pero si queréis ver más arte urbano, en mi perfil de Instagram podéis encontrar más capturas de este tipo de arte captadas por mi objetivo. 

Espero que os haya gustado la primera parte de mi guía de Nueva York, nos os perdáis las próximas entregas. 

Etiquetas:
10 Comentarios
  • Harmony
    Publicado a las 09:13h, 05 junio Responder

    No me las perderé, además voy tomando nota 😉
    Bss

    • Chejo
      Publicado a las 20:44h, 05 junio Responder

      Nos vemos por aquí!!
      Un beso

  • Ruth
    Publicado a las 09:24h, 05 junio Responder

    me encantan tus fotos, como siempre.

    • Chejo
      Publicado a las 20:44h, 05 junio Responder

      Gracias Ruth!!
      Un beso

  • Elisa Beltrán
    Publicado a las 13:11h, 05 junio Responder

    Una guía bastante completa y diferente! Muchas gracias por compartirlo 🙂

    decoratualma

    • Chejo
      Publicado a las 20:45h, 05 junio Responder

      Me alegro que te guste.
      Un beso y gracias por tu comentario

  • CAROLINA
    Publicado a las 08:43h, 06 junio Responder

    Mmmmm, mi viaje pendiente. Y gracias a tí, se está convirtiendo en imprescindible.

    ¡Me encantan las fotos!

    Besos

    • Chejo
      Publicado a las 09:31h, 06 junio Responder

      Es un viaje imprescindible.
      Gracias por tu comentario y un beso

  • VICTORIA ÁVILA
    Publicado a las 16:45h, 06 junio Responder

    Como apetece ir…

    • Chejo
      Publicado a las 10:57h, 07 junio Responder

      Todo a su tiempo.
      Un beso Toya

Publicar Comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar