Traductor

Buscador

Loft Industrial en Brooklyn

viernes, 27 de octubre de 2017
Ubicado en una zona industrial del barrio neoyorquino de Brooklyn, encontramos un original loft diseñado por el estudio New Affiliates que no deja indiferente a nadie. El motivo, un diseño  novedoso en el que se ha creado una enorme estructura de contrachapado y pantallas de malla para delimitar los distintos espacios del estudio, como si de un juego de piezas se tratase. 

Dos enormes columnas dividen el espacio en el que no puede obviarse la gran altura de su techo o la cantidad de luz natural que entra a través del ventanal. En el loft sigue presente su origen industrial  gracias al uso tan acertado de materiales en bruto que se han utilizado para el diseño de toda la estructura principal. Madera sin tratar, tuberías de cobre a la vista o acero expuesto.

Los diseñadores intentaron mantener un equilibro entre las estructuras existentes y las nuevas creando un espacio limpio, sencillo y sobre todo funcional. La altura de su estructura de madera permite maximizar el espacio útil. Por una lado, se han creado distintos espacios de trabajo en la parte baja que convierten el loft en una especie de laberinto lleno de escondites, y por otro, se ha situado la cama en el altillo salvando la altura con una malla metálica lacada en blanco. 


Junto a la ventana, se han situado los espacios de más uso de la casa, como el salón y la cocina, donde podemos ver un sencillo comedor en el que se mezclan sillas de distintos estilos. En la cocina, se ha diseñado una barra que parte de una de las columnas y que sirve como elemento de separación entre la zona privada y la común.

Aunque los colores neutros dominan este espacio, vemos pinceladas de color verde en los frontales de la cocina usados con acierto para delimitar el espacio. En cuanto a la decoración, el "menos es más" predomina en este loft industrial de Brooklyn. 



¿Te imaginas viviendo en un los de inspiración industrial como este?

Fuente: Yellotrace
Fotografía: Michael Vahrenwald


GuardarGuardar
  1. El espacio es una pasada pero echo de menos algo más de color y textiles que le den calidez. El rinconcito de madera del despacho es el que más me ha gustado. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar