Traductor

Buscador

Los GIFs animados de Libby VanderPloeg

lunes, 30 de enero de 2017
Hace ya un tiempo se cruzaron en mi camino los GIFs animados de Libby VanderPloeg, una  ilustradora norteamericana con residencia en Brooklyn, cuyos GIFs animados están dado la vuelta al mundo. Esta joven nacida en la zona de los Grandes Lagos, ha decidido dedicar su vida a una de sus grandes pasiones, la ilustración y el diseño gráfico. Después de buscar su sitio en distintas ciudades de Estados Unidos, pasó un tiempo en Estocolmo, donde se dejó empapar por el diseño nórdico. Poco después terminó estableciéndose en el barrio más cool de Nueva York.

A pesar de no tener formación artística, Libby VanderPloeg siempre ha sentido pasión por todo lo relacionado con el mundo de la creatividad y el arte. Encontró su estilo inspirándose en los cuentos infantiles, la música, la naturaleza, la publicidad.... y en grandes ilustradoras como Lisa Hanawalt, Ping Zhu o Elisabeth Graeber.  Pero sin duda, su gran inspiración es el movimiento feminista. Desde entonces no ha parado de trabajar para clientes tan importantes como Wall Street Journal, The New York Times, SELF o Condé Nast Traveller. 

Las ilustraciones de Libby VanderPloeg hablan de la independencia de la mujer, la feminidad, la lucha por la igualdad o la liberación sexual. Y en estos días que empieza a forjarse un nuevo movimiento feminista tras la "Women's March", no he podido resistirme a compartir estos GIFs animados donde las mujeres son las verdaderas protagonistas. Mujeres que impulsan a otras, mujeres soñadoras, divertidas, algunas de ellas míticas... que nos recuerdan que el cambio está en nuestra mano, que si permanecemos unidas podemos lograr no perder todo por lo que hemos luchado durante décadas.


Si quieres saber más sobre Libby VanderPloeg no te pierdas esta entrevista
¿Qué te parece su trabajo?



Un taller de costura de ensueño

viernes, 27 de enero de 2017
Y digo de ensueño, por que este taller de costura en realidad no existe, no es más que un diseño en 3D realizado por uno de mis diseñadores preferidos en Behance, una plataforma de diseño donde los profesionales más creativos pueden compartir sus proyectos de ilustración, fotografía, diseño gráfico o como en este caso, diseño interior. 

El diseñador chino aTng, nos presenta el diseño del interior de un taller de costura que nada tiene que ver con los talleres chinos que todos tenemos en mente. Se trata de un espacio abierto de techos altos y grandes ventanales inundado por la luz natural. El fondo blanco ayuda aún más a reflejar toda esta luz. 

El estilo industrial de este espacio se suaviza gracias a la elección de un mobiliario en colores neutros como el blanco y la madera, textiles en tonos cálidos y multitud de plantas de interior que se reparten por todo el taller. La iluminación juega un papel fundamental en este proyecto, ya que nos encontramos ante un espacio de trabajo y es importante que esté bien iluminado. Encontramos varias lamparas de gran tamaño, como la Z1 Cotton lamp, sobre la mesas de corte y las de costura. 

Las paredes están reservadas para almacenar todo el material del taller de costura, ovillos, rollos de tela y libros de diseño. Mientas, bajo la ventana, encontramos la mesa de diseño con los ordenadores y un mooboard decorando la pared. Justo al lado, un pequeño rincón de descanso con un banco corrido y decorado con mucho estilo. 

Espacios-trabajo-bonitos
Espacios-trabajo-bonitos
Espacios-trabajo-bonitos
Espacios-trabajo-bonitos
Espacios-trabajo-bonitos
Espacios-trabajo-bonitos
Espacios-trabajo-bonitos
Espacios-trabajo-bonitos

¿Qué os ha parecido este bonito taller de costura?


Yosemite y Sequoia National Park

martes, 24 de enero de 2017
Tras la visita de dos grandes ciudades como los Angeles y San Francisco, emprendimos nuestro camino en coche hacia una de las zonas más hermosas de todo EEUU, el Parque Nacional de Yosemite y Sequoia Park. La verdad es que tenía muchas ganar de conocer Yosemite y mis expectativas eran muy elevadas. Después de seguir a tantas cuentas de viajeros en Instagram que han pasado por el parque, tenía una idea muy clara de lo que podía encontrarme.

Aun así, he de reconocer que el parque me decepcionó un poco. Probablemente se deba a que tras los meses de verano y la cantidad de incendios que hubo por en California, estaba bastante seco y con muchas zonas despobladas de arboles. La mayoría de sus cascadas y saltos de agua estaban secos o con muy poca corriente, por lo que no pudimos disfrutar de Yosemite en todo su esplendor. Si tuviera que escoger entre el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido en España y Yosemite, me quedaría sin duda con el primero.

Aún así Yosemite es una visita obligada en la ruta por la Costa Oeste de EEUU y seguro que no dejará indiferente a nadie. Tiene muchos puntos fuertes que los Parques Nacionales de España deberían copiar, como su organización, la cantidad de zonas de aparcamiento que hay, los autobuses alternativos, la presencia de baños públicos por todo el parque, la cantidad de rutas y miradores adaptados a personas con movilidad reducida y la perfecta convivencia con los animales de la zona (ardillas, osos negros, ciervos, castores, zorros...). Otro de sus puntos fuertes son las zonas reservadas para acampada o caravanas, que te permiten disfrutar aún más del parque. 


Nosotros dedicamos un solo día a Yosemite, por lo que tuvimos que movernos en coche para poder ver todo lo imprescindible. Aún así hicimos una pequeña ruta para disfrutar de algunos de sus famosos saltos de agua. Los puntos de interés más importantes son:

- Un paseo por la zona de Yosemite Valley, con multitud de senderos para acceder a sus lagos, cascadas y su famosos peñascos. Muchos de los senderos están adaptados a sillas de ruedas y sillitas de bebé, además hay multitud de carriles bici para recorrer la zona. A lo largo del valle podemos encontrar varios parkings donde dejar el coche. 

- Las vistas desde Tunel View son de las más impresionantes del parque. Desde el mismo parking pueden divisarse gran parte del valle, la cascada de Yosemite y el famoso Capitán.

- El Capitan es sin duda la enseña del parque. Esta enorme roca de  granito de 900 metros puede divisarse prácticamente desde cualquier punto del valle y aporta ese perfil tan característico al Parque. 

- Las Cascadas de Bridalveil y Lower Yosemite son las de más fácil acceso desde Yosemite Valley. Los meses de primavera son los mejores para visitar estos saltos de agua, ya que en verano puedes encontrarlos sin corriente. 

- Mirror lake es otro de los puntos más bonitos del valle, sobre todo si lo visitas en los meses de primavera u otoño. 

- Para los más aventureros, la ruta recomendada es la que sale desde los aparcamientos de Happy Isles hacía la cascada de Vernal Fall y su cima. Si aún te quedan fuerzas, os animo a subir hasta Nevada Fall y disfrutar de sus maravillosas vistas.

- Glacier Point ofrece sin duda la mejor panorámica de todo el parque. La forma más rápida de llegar es en coche desde el valle, pero existe una ruta alternativa a pie que me hubiera encantado hacer.


Al día siguiente dejamos el motel situado en la localidad de Sonora y nos dirigimos a Sequoia National Park, que posee el bosque sequoias gigantes más importante del país, entre ellas podemos encontrar el árbol más grande del mundo.

Os recomiendo pasear por Big Trees Traihead, un sendero mágico repleto de sequoias donde pueden apreciarse las diferentes fases de su crecimiento y su historia. También hay que caminar durante unos minutos para poder ver al General Sherman, el árbol más grande del planeta. Por último, nos acercamos en coche a Tunel Log, el lugar perfecto para apreciar las proporciones de estos gigantes al lado de un coche. En todos estos senderos hay que tener mucha precaución ante posibles encontronazos con osos negros. 


Para acceder a todos los parques de este viaje decidimos comprar el Annual Pass, que te permite visitar todos los Parques Nacionales durante un año y compensa si vas a visitar al menos cuatro de ellos.

¿Qué os parece este recorrido por estos dos grandes Parques? Si tenéis alguna consulta no dudéis en escribirme. 


GuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardar
GuardarGuardar

La Tiny House más bonita del mundo

viernes, 20 de enero de 2017
Hay algunos programas de televisión que están poniendo en boca de todos las hasta ahora desconocidas Tiny houses o mini casas. Un concepto de vivienda sostenible que da más importancia a la funcionalidad que a los metros cuadrados. Este movimiento que surgió en EEUU en los años 90 para dar la oportunidad a familias con escasos recursos a obtener su propia vivienda, llega ahora a su máximo apogeo gracias a un movimiento juvenil nómada que da más prioridad a su vida personal que a su vida profesional y prefiere invertir el dinero en viajar y disfrutar de su tiempo libre. 

Las Tiny Houses suelen tener menos de 40 metros cuadrados, pueden ser fijas o móviles, están construidas con materiales naturales como la madera, algunas de ellas son completamente sostenibles y conviven en armonía con la naturaleza. Por el momento, solo podemos cruzarnos con una de estas mini casas en países como EEUU, Canadá, Australia o Mexico. Pero en el Norte de Europa ya son varias las familias que se están sumando a esta corriente. 

Mini-casa-madera

La Tiny House que os muestro hoy es una de las más bonitas que he visto nunca. No es solo por los acabados de madera, su distribución, por los grandes ventanales que tiene a ambos lados, su capacidad de almacenaje o la iluminación, es que me parece simplemente perfecta. Creo que sería la alternativa perfecta de una segunda vivienda, poder llevártela a cuestas a tus viajes y sentirte siempre como en casa.

A esta tiny house de escasos 20 metros cuadrados y 4 metros de altura no le falta detalle. Revestimiento interior y exterior de madera, piso de nogal, cubiertas de aluminio, ventanas de cristal templado, caja de almacenaje bajo la cocina, estanterías a medida, mesa de comedor con capacidad para 8 personas, encimaras de granito, sistema eléctrico solar, baño con bañera... ¿y qué me decís de la iluminación? Una guirnalda de bombillas recorre todo el espacio aportando aún más calidez.  

Pero lo mejor de todo es que esta pequeña casa móvil ¡tiene su propio porche! Una de las cubiertas exteriores se convierte por arte de magia en un pequeño espacio exterior perfecto para compartir buenos momentos bajo la luz de la luna, ¿se puede pedir más?

Mini-casa-madera
Mini-casa-madera
Mini-casa-madera
Mini-casa-madera
Mini-casa-madera
Mini-casa-madera
Mini-casa-madera
Mini-casa-madera
Mini-casa-madera
Mini-casa-madera
Mini-casa-madera
Mini-casa-madera
Mini-casa-madera
Mini-casa-madera

¿Qué os parecen las tiny houses? ¿te imagines viviendo en una tan bonita como esta?

Fotos: Studio Buell