Traductor

Buscador

Yosemite y Sequoia National Park

martes, 24 de enero de 2017
Tras la visita de dos grandes ciudades como los Angeles y San Francisco, emprendimos nuestro camino en coche hacia una de las zonas más hermosas de todo EEUU, el Parque Nacional de Yosemite y Sequoia Park. La verdad es que tenía muchas ganar de conocer Yosemite y mis expectativas eran muy elevadas. Después de seguir a tantas cuentas de viajeros en Instagram que han pasado por el parque, tenía una idea muy clara de lo que podía encontrarme.

Aun así, he de reconocer que el parque me decepcionó un poco. Probablemente se deba a que tras los meses de verano y la cantidad de incendios que hubo por en California, estaba bastante seco y con muchas zonas despobladas de arboles. La mayoría de sus cascadas y saltos de agua estaban secos o con muy poca corriente, por lo que no pudimos disfrutar de Yosemite en todo su esplendor. Si tuviera que escoger entre el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido en España y Yosemite, me quedaría sin duda con el primero.

Aún así Yosemite es una visita obligada en la ruta por la Costa Oeste de EEUU y seguro que no dejará indiferente a nadie. Tiene muchos puntos fuertes que los Parques Nacionales de España deberían copiar, como su organización, la cantidad de zonas de aparcamiento que hay, los autobuses alternativos, la presencia de baños públicos por todo el parque, la cantidad de rutas y miradores adaptados a personas con movilidad reducida y la perfecta convivencia con los animales de la zona (ardillas, osos negros, ciervos, castores, zorros...). Otro de sus puntos fuertes son las zonas reservadas para acampada o caravanas, que te permiten disfrutar aún más del parque. 


Nosotros dedicamos un solo día a Yosemite, por lo que tuvimos que movernos en coche para poder ver todo lo imprescindible. Aún así hicimos una pequeña ruta para disfrutar de algunos de sus famosos saltos de agua. Los puntos de interés más importantes son:

- Un paseo por la zona de Yosemite Valley, con multitud de senderos para acceder a sus lagos, cascadas y su famosos peñascos. Muchos de los senderos están adaptados a sillas de ruedas y sillitas de bebé, además hay multitud de carriles bici para recorrer la zona. A lo largo del valle podemos encontrar varios parkings donde dejar el coche. 

- Las vistas desde Tunel View son de las más impresionantes del parque. Desde el mismo parking pueden divisarse gran parte del valle, la cascada de Yosemite y el famoso Capitán.

- El Capitan es sin duda la enseña del parque. Esta enorme roca de  granito de 900 metros puede divisarse prácticamente desde cualquier punto del valle y aporta ese perfil tan característico al Parque. 

- Las Cascadas de Bridalveil y Lower Yosemite son las de más fácil acceso desde Yosemite Valley. Los meses de primavera son los mejores para visitar estos saltos de agua, ya que en verano puedes encontrarlos sin corriente. 

- Mirror lake es otro de los puntos más bonitos del valle, sobre todo si lo visitas en los meses de primavera u otoño. 

- Para los más aventureros, la ruta recomendada es la que sale desde los aparcamientos de Happy Isles hacía la cascada de Vernal Fall y su cima. Si aún te quedan fuerzas, os animo a subir hasta Nevada Fall y disfrutar de sus maravillosas vistas.

- Glacier Point ofrece sin duda la mejor panorámica de todo el parque. La forma más rápida de llegar es en coche desde el valle, pero existe una ruta alternativa a pie que me hubiera encantado hacer.


Al día siguiente dejamos el motel situado en la localidad de Sonora y nos dirigimos a Sequoia National Park, que posee el bosque sequoias gigantes más importante del país, entre ellas podemos encontrar el árbol más grande del mundo.

Os recomiendo pasear por Big Trees Traihead, un sendero mágico repleto de sequoias donde pueden apreciarse las diferentes fases de su crecimiento y su historia. También hay que caminar durante unos minutos para poder ver al General Sherman, el árbol más grande del planeta. Por último, nos acercamos en coche a Tunel Log, el lugar perfecto para apreciar las proporciones de estos gigantes al lado de un coche. En todos estos senderos hay que tener mucha precaución ante posibles encontronazos con osos negros. 


Para acceder a todos los parques de este viaje decidimos comprar el Annual Pass, que te permite visitar todos los Parques Nacionales durante un año y compensa si vas a visitar al menos cuatro de ellos.

¿Qué os parece este recorrido por estos dos grandes Parques? Si tenéis alguna consulta no dudéis en escribirme. 


GuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardar
GuardarGuardar
  1. Wow! Me encantaría conocer algún día las sequoias gigantes, son realmente impresionantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo animo a todo el mundo que haga este viaje al menos una vez en la vida, es alucinante.

      Eliminar
  2. ¡Qué pasada Maria Eugenia! Tomamos nota de todo lo que comentas, sin duda es un lugar imperdible.

    ¡Gracias por compartirlo!
    Un abrazo,
    Mr. Wonderful

    ResponderEliminar
  3. Increíble, mucha envidia, ojala pueda ir algún día!!!!
    Un besazo

    ResponderEliminar