Traductor

Buscador

7 Tendencias deco de Navidad + Sorteo

miércoles, 30 de noviembre de 2016
Después de buscar inspiración para diseñar un árbol de Navidad en nuestra pared vamos a repasar las últimas tendencias para decorar nuestra casa estas Navidades. Para ello he hecho un estudio exhaustivo de los últimos números de revistas de decoración, páginas de diseño, blogs de interiorismo y miles de imágenes de Pinterest, y he podido concluir que son siete las tendencias de decoración que reinarán esta Navidad.

He de confesar que estas siete tendencias decorativas están totalmente adaptadas al estilo de la Bici Azul y alguna de ellas tiene una clara inspiración en el mundo de DIY. No puedo remediarlo. Pero si eres fiel seguidor del estilo de este blog seguramente te servirán de inspiración para decorar de forma original tu casa esta Navidad sin caer en los clichés y el estilo tradicional asociado a esta fiesta.

Imagen



Comenzamos esta lista poniendo la mesa de Navidad. Las vajillas de inspiración rústica son la clave para conseguir un estilo natural en nuestra mesa. Mézclalas con una cristalería bonita, unos cubiertos en tonos dorados -a ser posible- y elementos naturales como ramitas, piñas u ornamentos de madera. Las preferidas vienen en color rosa empolvado o verde menta. Si no tienes una puedes pedirla de regalo estas Navidades.

Imagen
Este año es muy fácil encontrar bolas de Navidad transparentes en las tiendas de decoración. Son perfectas para personalizarlas introduciendo elementos naturales, purpurina, nieve artificial, musgo o simplemente con un toque de pintura. Tendrás unos adornos únicos para tu árbol. Hay cientos de posibilidades.

Imagen
Imagen

Los árboles con una decoración monocolor o en tonos dorados o plata han pasado a mejor vida. Esta Navidad la tendencia son las bolas y ornamentos en colores vivos, cuanto más variados mejor. Los más originales se atreven incluso con flores. 







Si no eres muy fan de los tradicionales espumillones de colores brillantes, la mejor alternativa son guirnaldas realizadas con cuentas de madera. Son tan versátiles que pueden utilizarse en cualquier época del año, aunque la Navidad es el momento perfecto. Los más manitas pueden hacerse su propia guirnalda siguiendo algún tutorial de Internet.

Imagen
Imagen




Si eres de los que todos los años montas un calendario de adviento, esta Navidad triunfarás con uno de diseño minimalista. El "más es menos" impera en el diseño de calendarios con materiales ligeros, diseños sencillos y poco recargados.

Imagen
Imagen




Existe un mundo paralelo a los belenes de delicadas piezas de barro o porcelana. La virgen, San José, el niño, los Reyes y los animales se visten de plástico, ganchillo, madera o se transforman en las típicas matrioskas.

Imagen
Imagen




Si disfrutas regalando y presentando tus regalos de una forma original, esta navidad la tendencia son los papeles multicolores con estampados geométricos o de inspiración Memphis. Este año hay que regalar mucha decoración.

Imágenes
No podemos ayudaros a conseguir cada una de estas tendencias, pero si una de ellas. Ucandec, una de mis tiendas de decoración online preferidas, estrena sección de vajillas y quiere celebrarlo con nosotros cediéndonos una preciosa vajilla de inspiración rústica en color verde menta que hará las delicias de uno de los seguidores de la Bici Azul.


¿Quieres conseguirla? pues sigue estos sencillos pasos: SORTEO CERRADO

- Seguir a Ucandec en su perfil de Instagram o inscribirte en la página de Ucandec.
- Rellenar el formulario con tus datos personales para recibir por mail las últimas novedades de Ucandec.

El sorteo comienza hoy y finaliza el martes 6 de diciembre a las 23:59 horas. Válido para Península y Baleares. ¡Mucha suerte a todos!


¿Ya estás preparando la decoración de Navidad de casa? ¿y los regalos de Navidad?


10 Árboles de Navidad para la pared

martes, 29 de noviembre de 2016
En varias ocasiones os he mencionado que me encantan los arboles de Navidad alternativos. Y no es que rechace los arboles convencionales, pero entre la falta de espacio y la pena que me da que los talen, termino optando por hacerme yo misma el árbol. Durante dos años un árbol de madera desmontable ha decorado un rincón de nuestra casa en Navidad. En esta ocasión y gracias a las cintas adhesivas de Command hemos realizado un árbol de Navidad en una de las paredes de casa.

Como amante del DIY, todos los años llevo a cabo varios tutoriales navideños para decorar mi casa. El año pasado fueron unas estrellas de papel multicolores para colgar del árbol y unas casitas de papel de inspiración nórdica. Este año os adelanto que habrá más variedad de DIY navideños para que os inspiréis y pongáis en practica en vuestras casas. 

Para empezar, quiero mostraros una selección de 10 árboles de Navidad para la pared que me han servido de inspiración para realizar el mío y cuyo resultado os mostraré en unos días. Este tipo de arboles son perfectos para los que no cuentan con mucho espacio en casa y/o presupuesto para invertir en la decoración navideña

Imagen
Para realizar uno  de estos arboles de Navidad en la pared podemos valernos de multitud de materiales. Podemos dibujar el contorno del árbol con whasi tape, cuerda o una guirnalda de luces. Para decorarlo, podemos utilizar desde materiales naturales, como ramas, hojas o piñas, a todo tipo de elementos típicos de Navidad como bolas, estrellas y figuritas. Otra opción es utilizar fotografías de la familia y amigos. Para los más manitas podemos diseñar el árbol con una estructura de madera, ramas naturales suspendidas en el aire o dibujarlo directamente con pintura lavable. Hay tantas posibilidades como paredes, solo hay que ponerle imaginación.

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Os recuerdo que continua abierto el concurso de Command en el que podéis ganar un pack de decoración y un iPhone 7. Podéis encontrar todos los requisitos para participar en el concurso en www.ilusionateconcommand.es y en este vídeo:


¿A qué esperáis para participar?

Rehabilitación de edificios antiguos

viernes, 25 de noviembre de 2016
Hace tiempo que tenía pendiente dedicarle un post a la rehabilitación de edificios antiguos para uso privado o público. En los últimos años ha habido proyectos muy interesantes que han llamado mi atención por el uso de espacios o edificios antiguos, incluso en ruinas, que quería compartir con vosotros. Muchos de estos proyectos se han llevado a cabo en España. Esto se debe tanto al buen estado de la arquitectura, como a la cantidad de edificios abandonados a lo largo y ancho de nuestra geografía. 

Uno de mis sueños - si tuviera presupuesto- sería hacerme con un antiguo edificio, industrial a ser posible, y rehabilitarlo de arriba a abajo conservando la fachada y parte de la estructura original y decorarlo a mi estilo. Si además contase con una fachada bonita de ladrillo, piedra o madera que se pueda conservar el sueño sería doble.

Alguno de los proyectos que he seleccionado cumplen precisamente con estos requisitos, edificios centenarios de uso industrial que se han rehabilitado conservando la fachada y gran parte de la estructura original formada por grandes vigas de madera, muros de piedra o ladrillo y grandes ventanales. 


La Casa Juan Jaramillo, es un edificio histórico situado en la ciudad de Cuenca que se ha rehabilitado por completo, conservando la preciosa mampostería de ladrillo visto del fachada así como la estructura de madera que sostiene el edificio. Actualmente es una Open House que cuenta con apartamentos, lofts y locales comerciales.


El siguiente proyecto es una vivienda unifamiliar situada en un barrio histórico de la ciudad sueca de Landskrona, cuya fachada de diseño moderno contrasta de forma sorprendente con su interior -donde se ha conservado parte de sus estructural original- y con las viviendas colindantes. 


Otro proyecto que me encanta es el de este estudio de diseño de una sola planta en la localidad barcelonesa de Sabadell que pertenece a un antiguo edificio de principios del siglo XX. Anteriormente fue un taller y más tarde un garaje, del que aún se conservan las paredes de ladrillo originales. 


¿Os acordáis de la casa con la ventana más grande del mundo? Hace ya más de una año que os mostraba esta vivienda belga donde los arquitectos conservaron la fachada original. Mientras, para la parte trasera escogieron un diseño contemporáneo donde cobra protagonismo la gran ventana.

Fuente
En la ciudad de Ho Chi Minh en Vietnam se encuentra la original vivienda cuya fachada está cubierta de antiguas ventanas venecianas de varios colores. Se trata de un edificio de la década de los 60 que su propietario comparte con visitantes de todo el mundo amantes de la comida vegana. 


Por último, uno de mis proyectos preferidos. Un estudio de un campus musical construido en su totalidad sobre las ruinas de varios edificios industriales. El de la imagen perteneció a un antiguo palomar del siglo XIX. Un ejemplo perfecto de la perfecta convivencia entre lo antiguo y lo nuevo. 

Imágenes
¿Qué os parece la rehabilitación de edificios y fachadas antiguas para uso privado?



Costa Oeste de EEUU: San Francisco (Parte I)

lunes, 21 de noviembre de 2016
Continuamos con nuestra guía de la Costa Oeste de EEUU con la visita a la ciudad que me ha conquistado el Corazón, San Francisco. Tras un largo viaje por la carretera que une Los Ángeles y San Francisco por la costa pasando por el impresionante Big Sur, nos adentramos en la ciudad más europea de Estados Unidos. Llegamos de noche a San Francisco, y la ciudad se nos presentó como una fiesta de luces y color, pero también con una factura de parking desorbitada. 

Decidimos pasar tres días completos en San Francisco, ya que para nosotros es una ciudad muy especial y con mucho significado, tanto por su historia como por su arquitectura. He dividido la guía de San Francisco en dos partes para no saturaros con la cantidad de información y fotografías que he acumulado.

A diferencia de Los Angeles, San Francisco es una ciudad practicable en transporte publico, andando o en bicicleta. Nuestro hotel estaba en Civic Center, el barrio donde se concentran la mayor parte de los edificios institucionales y las grandes empresas, pero también es conocido por ser uno de las zonas más conflictivas de la ciudad por la alta concentración de indigentes. Muy cerca se encuentra Japantown, una conglomeración de calles con restaurantes y supermercados japoneses perfecta para salir a cenar. 


Tras pasear por la plaza donde se concentra el ayuntamiento y varios edificios representativos, emprendimos nuestro camino a pie hasta Union Square, epicentro de la ciudad y lugar de encuentro por excelencia donde se concentran multitud de tiendas de moda. Muy cerca nos encontramos con la famosa puerta de Chinatown, que da la bienvenida a uno de los barrios más coloridos y ruidosos de la ciudad, mucho más limpio y cuidado que su homónimo neoyorquino

Bajando por una de sus empinadas calles te topas de frente con el rascacielos más famoso de San Francisco, la Pirámide Transamerica, que contrasta de forma sorprendente con la arquitectura de la ciudad. En los alrededores es imposible dejar de contemplar los bloques de apartamentos con las típicas escaleras de emergencia, cada uno con una característica peculiar.


No pudimos evitar entrar en la tienda de una de las marcas preferidas de Ángel, Iron and Resin que encontramos paseando por la zona. Además de ropa de estilo genuino, ofrecen una gran selección de complementos y curiosidades que compararía sin pensar.


Un buen paseo más tarde llegamos a la calle más cinematográfica de San Francisco, Lombard Street, conocida por sus curvas sinuosas diseñadas para salvar la gran pendiente. Aunque no es de mis lugares preferidos, he de reconocer que es una curiosidad que no hay que dejar de visitar. Además, ofrece unas vistas bastante aceptables de la ciudad y la bahía. 


Cerca del mediodía llegamos a la zona de Embarcadero, donde se encuentra el puerto de mercancías de la ciudad y el famoso Pier 39, un embarcadero reconvertido en zona de recreo y restaurantes. Tras comer en una conocida cadena de hamburguesas, decidimos alquilar una bicicleta para desplazarnos hasta el Parque del Presidio, pasando por varios rompeolas o malecones con unas vistas alucinantes de la ciudad. En el parque lo único que merece la pena visitar es su construcción más emblemática, el precioso Palace of fine Arts, creado para albergar obras de la Exposición Universal. 


Devolvimos las bicicletas y tras un intento fallido de montar uno de sus famosos tranvías -había que esperar más de una hora- decidimos subir a pie (hay que estar en forma) hacia uno de los miradores menos conocidos por los turistas, en el pequeño Ina Coolbrith Park. Nos sentarnos a contemplar durante unos minutos las preciosas vistas y finalmente terminamos el día en una plaza frente a Grace Cathedral, donde curiosamente había wifi gratis


A la mañana siguiente y tras un buen desayuno partimos hacía Lower Haight, uno de los barrios más bonitos de San Francisco por poseer la mayor concentración de casas de arquitectura victoriana. Entre ellas se encuentran las conocidas Painted Ladies, siete casas centenarias con un diseño similar pintadas con llamativos colores. Según mi humilde criterio no son las más bonitas, pero se hicieron famososas por las vistas el parque situado justo enfrente, Alamo Square Park, ofrece de la ciudad.

Aunque San Francisco llegó a tener más de 48.000 viviendas de estilo victoriano y eduardiano, el terremoto de 1906 destruyó una buena parte. A pesar de ello aún se conserva una gran variedad de estas construcciones en buen estado de conservación. Os recomiendo que paséis tranquilamente por este barrio y admiréis cada uno de los detalles de estas viviendas únicas. 






Sin alejarnos demasiado llegamos a Haight Streets, la calle donde nació y se reprodujo el movimiento hippie de los años 60 tras la Guerra de Vietnam. En ella se concentran multitud de tiendas de segunda mano, ropa de estilo alternativo, restaurantes y tiendas de comida ecológica. Los turistas y algún hippie rezagado se pasean en armonía por una de las calles más alegres y transitadas de la ciudad.


Al final de la calle llegamos al parque más importante de la ciudad, Golden Gate Park, que decidimos visitar en bicicleta para recorrer los 5 kilómetros de largo y no perdernos nada. En su interior se puede visitar el invernadero más bonito que he visto nunca, Conservatory of flowers, de un blanco nuclear, y un precioso jardín japonés con una gran variedad de plantas, bonsáis y arbustos nipones. Sin duda lo mejor del parque. 


Ya hasta aquí la primera parte de nuestra visita a San Francisco, ¿qué os parece esta ciudad?

**Todas las imágenes pertenecen a la Bici Azul.