Traductor

Buscador

Costa Oeste de EEUU: San Francisco (Parte II)

miércoles, 7 de diciembre de 2016
En nuestra guía de la Costa Oeste de EEUU ya hemos pasado por la ciudad de los Angeles, la impresionante zona de Big Sur y nos quedamos en San Francisco, cuya guía decidí dividir en dos partes para no saturaros con demasiadas imágenes e información.

En esta primera parte recorrimos el barrio de Civic Center, Union Square, Chinatown, la Pirámide Transamerica, Lombard Street, la zona de Embarcadero, el famoso Palace of fine Arts situado en el Parque del Presidio, el mirador de Ina Coolbrith Park, el precioso barrio de Lower Haight y sus Painted Ladies, Haight Streets -la calle más hippie- y terminamos dando un paseo en bicicleta por Golden Gate Park. 


Tras recorrer todo el parque dejamos la bicicleta y paramos a comer en un restaurante oriental situado en la colorida y comercial Haight Street. Poco después emprendimos el camino a pie hacía uno de los puntos más conocidos de la ciudad, el barrio de Castro. Para el que no lo conozca, en los años 70 se convirtió en el epicentro del movimiento gay gracias a figuras tan relevantes como el activista  y concejal Harvey Milk. Hoy en día continua siendo el barrio escogido por la comunidad homosexual para reunirse y abrir sus negocios.   

Lo que más llama la atención en este barrio es la fuerte conciencia social que se respira en sus calles y el gran colorido de sus pasos de cebra, banderas y negocios. Sin duda es de uno de los barrios con más vida de San Francisco. 


Nada más abandonar Castro nos encontramos de frente con el que para mi es el parque con mejor ambiente y vistas de la ciudad. Dolores Park se encuentra en el distrito de Mission y es lugar perfecto para descansar y reponer fuerzas. Si además tienes la suerte de poder ir un día entre semana encontrarás mucho espacio para tirarte al sol sin tener que darte de codazos por un trozo de césped. 


Tras un breve descanso nos adentramos de lleno en Mission, uno de los barrios mas multiculturales de la ciudad. Paseando por sus calles descubres una gran concentración de población Latina que te hace sentir como en casa. Entre sus edificios emblemáticos destaca Women's Building que funciona como centro para la integración de la mujer y destaca por el impresionante mural de la fachada. 


Antes de que la noche se nos echase encima decidimos parar a tomar algo en la preciosa cafetería Sightglass Coffe, el lugar perfecto para terminar una jornada de turismo.


El último día en San Francisco lo dedicamos a visitar las zonas más apartadas de la ciudad, por lo que decidimos coger el coche para poder llegar a cada uno de los puntos de nuestra agenda. La primera parada tuvo lugar en las colinas de Twin Peaks, cuyos miradores ofrecen las vistas más impresionantes de la ciudad. El mirador principal tiene una zona de parking perfecta para dejar el coche.


Posteriormente nos dirigimos hacia Lands End, otro de los parques de la ciudad que ofrece una vistas privilegiadas del famoso Golden Gate. Lo que desconocíamos es que desde los miradores del acantilado puede verse una gran cantidad de delfines nadando muy cerca de las rocas, todo un espectáculo. Es recomendable llevar zapatillas o calzado cómodo ya que la travesía por el interior del parque tiene más de una subida por caminos de tierra y piedra. 

También reservamos unos minutos para bajar a Baker Beach, una de las playas más concurridas de la ciudad donde siempre puedes encontrar bañistas y gente tomando el sol. Su cercanía con el Golden Gate ofrece unas vistas extraordinarias del puente. 


A la hora de la comida cruzamos en coche el puente de Golden Gate y nos acercamos a Sausalito, el barrio más tranquilo de San Francisco que está situado al otro lado de la bahía y del puente Golden Gate. Se caracteriza por su puerto pesquero y por las más de 400 casas flotantes -algunas preciosas- que se distribuyen a lo largo de la costa. Es una zona perfecta para pasear, y aunque presume de ser un barrio bohemio, en realidad es una de las zonas más caras y lujosas de la ciudad. 


La siguiente parada iba a ser Mount Tamalpais, pero nos quedamos a medio camino porque el sol se pone muy pronto y no queríamos marcharnos de San Francisco sin despedirnos de la joya de la corona. En su lugar decidimos parar en el mirador Muir Beach Overlook, que ofrece unas vistas impresionantes del océano y su escarpada costa. Lo mejor de esta parada fue el avistamiento de una pequeña ballena que decidió asomarse para nosotros. 


Y finalmente, los últimos minutos en la ciudad se los dedicamos a su construcción más emblemática, el puente de Golden Gate. A lo largo de la carretera que bordea la costa nos encontramos con distintos miradores que ofrecían unas preciosas vistas del puente, pero si tuviera que escoger una me quedo con la que de Battery Spencer. 


La visita a San Francisco ha sido uno de los puntos fuertes de esta ruta por la Costa Oeste de EEUU. Espero que esta guía os sea útil en un futuro viaje.

¿Qué te parece esta ciudad? ¿la conoces? 


GuardarGuardar
  1. vaya viajazo os pegasteis!!! mil gracias por todos los tips!!! quedan apuntados para cuando vayamos! :) bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que hacerlo al menos una vez en la vida, es alucinante.

      Eliminar
  2. Que maravilla de viaje

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola guapa! Que viaje más chulo... . Por cierto, ¿al final qué pasó con el sorteo que finalizaba el 6 de éste mes?

    Un besito,

    Noa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Noa, ya hemos publicado el nombre de la ganadora en Instagram y Facebook ;-)

      Eliminar