Traductor

Buscador

Costa Oeste de EEUU: San Francisco (Parte I)

lunes, 21 de noviembre de 2016
Continuamos con nuestra guía de la Costa Oeste de EEUU con la visita a la ciudad que me ha conquistado el Corazón, San Francisco. Tras un largo viaje por la carretera que une Los Ángeles y San Francisco por la costa pasando por el impresionante Big Sur, nos adentramos en la ciudad más europea de Estados Unidos. Llegamos de noche a San Francisco, y la ciudad se nos presentó como una fiesta de luces y color, pero también con una factura de parking desorbitada. 

Decidimos pasar tres días completos en San Francisco, ya que para nosotros es una ciudad muy especial y con mucho significado, tanto por su historia como por su arquitectura. He dividido la guía de San Francisco en dos partes para no saturaros con la cantidad de información y fotografías que he acumulado.

A diferencia de Los Angeles, San Francisco es una ciudad practicable en transporte publico, andando o en bicicleta. Nuestro hotel estaba en Civic Center, el barrio donde se concentran la mayor parte de los edificios institucionales y las grandes empresas, pero también es conocido por ser uno de las zonas más conflictivas de la ciudad por la alta concentración de indigentes. Muy cerca se encuentra Japantown, una conglomeración de calles con restaurantes y supermercados japoneses perfecta para salir a cenar. 


Tras pasear por la plaza donde se concentra el ayuntamiento y varios edificios representativos, emprendimos nuestro camino a pie hasta Union Square, epicentro de la ciudad y lugar de encuentro por excelencia donde se concentran multitud de tiendas de moda. Muy cerca nos encontramos con la famosa puerta de Chinatown, que da la bienvenida a uno de los barrios más coloridos y ruidosos de la ciudad, mucho más limpio y cuidado que su homónimo neoyorquino

Bajando por una de sus empinadas calles te topas de frente con el rascacielos más famoso de San Francisco, la Pirámide Transamerica, que contrasta de forma sorprendente con la arquitectura de la ciudad. En los alrededores es imposible dejar de contemplar los bloques de apartamentos con las típicas escaleras de emergencia, cada uno con una característica peculiar.


No pudimos evitar entrar en la tienda de una de las marcas preferidas de Ángel, Iron and Resin que encontramos paseando por la zona. Además de ropa de estilo genuino, ofrecen una gran selección de complementos y curiosidades que compararía sin pensar.


Un buen paseo más tarde llegamos a la calle más cinematográfica de San Francisco, Lombard Street, conocida por sus curvas sinuosas diseñadas para salvar la gran pendiente. Aunque no es de mis lugares preferidos, he de reconocer que es una curiosidad que no hay que dejar de visitar. Además, ofrece unas vistas bastante aceptables de la ciudad y la bahía. 


Cerca del mediodía llegamos a la zona de Embarcadero, donde se encuentra el puerto de mercancías de la ciudad y el famoso Pier 39, un embarcadero reconvertido en zona de recreo y restaurantes. Tras comer en una conocida cadena de hamburguesas, decidimos alquilar una bicicleta para desplazarnos hasta el Parque del Presidio, pasando por varios rompeolas o malecones con unas vistas alucinantes de la ciudad. En el parque lo único que merece la pena visitar es su construcción más emblemática, el precioso Palace of fine Arts, creado para albergar obras de la Exposición Universal. 


Devolvimos las bicicletas y tras un intento fallido de montar uno de sus famosos tranvías -había que esperar más de una hora- decidimos subir a pie (hay que estar en forma) hacia uno de los miradores menos conocidos por los turistas, en el pequeño Ina Coolbrith Park. Nos sentarnos a contemplar durante unos minutos las preciosas vistas y finalmente terminamos el día en una plaza frente a Grace Cathedral, donde curiosamente había wifi gratis


A la mañana siguiente y tras un buen desayuno partimos hacía Lower Haight, uno de los barrios más bonitos de San Francisco por poseer la mayor concentración de casas de arquitectura victoriana. Entre ellas se encuentran las conocidas Painted Ladies, siete casas centenarias con un diseño similar pintadas con llamativos colores. Según mi humilde criterio no son las más bonitas, pero se hicieron famososas por las vistas el parque situado justo enfrente, Alamo Square Park, ofrece de la ciudad.

Aunque San Francisco llegó a tener más de 48.000 viviendas de estilo victoriano y eduardiano, el terremoto de 1906 destruyó una buena parte. A pesar de ello aún se conserva una gran variedad de estas construcciones en buen estado de conservación. Os recomiendo que paséis tranquilamente por este barrio y admiréis cada uno de los detalles de estas viviendas únicas. 






Sin alejarnos demasiado llegamos a Haight Streets, la calle donde nació y se reprodujo el movimiento hippie de los años 60 tras la Guerra de Vietnam. En ella se concentran multitud de tiendas de segunda mano, ropa de estilo alternativo, restaurantes y tiendas de comida ecológica. Los turistas y algún hippie rezagado se pasean en armonía por una de las calles más alegres y transitadas de la ciudad.


Al final de la calle llegamos al parque más importante de la ciudad, Golden Gate Park, que decidimos visitar en bicicleta para recorrer los 5 kilómetros de largo y no perdernos nada. En su interior se puede visitar el invernadero más bonito que he visto nunca, Conservatory of flowers, de un blanco nuclear, y un precioso jardín japonés con una gran variedad de plantas, bonsáis y arbustos nipones. Sin duda lo mejor del parque. 


Ya hasta aquí la primera parte de nuestra visita a San Francisco, ¿qué os parece esta ciudad?

**Todas las imágenes pertenecen a la Bici Azul. 



  1. Madre mía, Chejo estos posts sobre el viaje son espectaculares. Los dientes largos ;-)

    ResponderEliminar
  2. Ganas inmensas de conocer San Francisco, todo el mundo habla maravillas...
    Las fotos son espectaculares ;)
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
  3. Yo pasé un año allí como au-pair y se convirtió en mi ciudad favorita :)

    ResponderEliminar
  4. Una fotos muy chulas, yo voy para allí el verano que viene y ya ando investigando.

    ResponderEliminar