Traductor

Buscador

Churrería minimalista en México

miércoles, 6 de julio de 2016
Nos desplazamos hasta Mexico DF para adentrarnos en una de los locales con más historia de la capital. Churrería el Moro, un negocio que lleva más de 80 años ofreciendo los mejores churros con chocolate de la ciudad, ha decidido abandonar la imagen bohemia y tradicional que mantenía en todos sus locales desde 1935, para adaptarse a los nuevo tiempos con una imagen renovada y minimalista. 

Caen Asociados ha sido el estudio encargado de dar forma al nuevo diseño y la identidad de esta churrería tan emblemática de la ciudad de Mexico. Por delante tenían un gran reto, otorgar a un negocio con una personalidad y estética tan asentadas una imagen actual y totalmente diferente a lo visto hasta el momento. 

Partiendo del minimalismo como fuente de inspiración, han conseguido definir una nueva identidad respetando la tradición y la historia de esta churrería. Se ha mantenido la esencia Art decó con la que fue construido el primer local (en el número 42 de Lázaro Cárdenas) diseñando un entramado de grafismos en color azul sobre los clásicos azulejos blancos que cubren todos los suelos y paredes del comedor. Esta simplicidad estética ha sido suficiente para conservar el carácter de antaño sin renunciar al dinamismo y la frescura propias de nuestro tiempo. El mobiliario está firmado por La Metropolitana, una de los sellos más vanguardistas del país. 


¿Qué te parece este nuevo concepto de churrería? 

PD: Hace unos días también visitábamos una casa de alquiler vacacional en Puerto Escondido, México. 


  1. Qué elegante y a la vez qué aspecto tan delicado.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta, esas baldosas...
    www.treintamasdiez.com

    ResponderEliminar
  3. Que gracia, el nieto del fundador de la churrería es amigo mío. Hicieron un gran negocio y con el tiempo, la familia volvió al País Vasco.
    Me encanta el cambio que le han dado.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Que original! Lo último que pensé que se pudiera hacer algo tan bonito de este tipo de negocio, con lo que me gustan los churros!! Se la voy a enseñar al churrero de mi barrio a ver si se inspira!!

    ResponderEliminar
  5. Ay, pues tengo el corazoncito dividido, la verdad. Por un lado me gusta su estética, pero por otro... Es que podría estar en México o en Oslo. Esto de la aldea global está haciendo que la decoración pierda su esencia local, distintiva de cada zona, y eso me entristece. Es como la univarsalización del inglés: nos permite estar más conectado, pero hay lenguas que corren peligro de desaparecer.

    ResponderEliminar
  6. Entiendo a Canela y Naranja, pero la nueva imagen es preciosa

    ResponderEliminar