Traductor

Buscador

DIY: Cazador de Sueños de ganchillo

lunes, 4 de abril de 2016
Los atrapasueños o cazadores de sueños son un símbolo de los nativos norteamericanos que en la década de los 60 y 70 crearon este objeto con la finalidad de filtrar los sueños de las personas que se encuentran cerca, de tal manera que dejan pasar los sueños positivos y las pesadillas se quedan atrapadas en el centro, normalmente decorado con una piedra. En cambio, los sueños que no recordamos (a todo el mundo nos pasa) bajan hasta la zona de las plumas. Este objeto se colocaba tradicionalmente sobre el cabrero de la cama de los niños para protegerlos de las pesadillas, aunque en la actualidad ha perdido todo su significado y ha terminado siendo un mero objeto decorativo. 

Sea como fuere, siempre he sentido cierta fascinación por los cazadores de sueños y a lo largo de mi vida he tenido varios colgados en mi dormitorio, he de reconocer que más como objeto decorativo que como protector de sueños. Hacía tiempo que tenía ganas de hacer mi propio cazador de sueños reciclando un tapete de ganchillo que mi madre tenía guardado en casa y este fin de semana me he puesto manos a la obra. Me parece un objeto tremendamente decorativo y perfecto para dar a nuestra casa un aire étnico.  


MATERIALES

Aro de bordado de 25 cm (depende del tamaño del tapete)
Tapete de ganchillo redondo (este debe ser ligeramente más pequeño que el bastidor para que luego quede tenso)
5-6 metros de cordón de ante
Hilo de Ganchillo
Surtido de plumas
Abalorios de madera
Pegamento textil
Tijeras


PASOS

  1. Fijar el tapete al bastidor con hilo de hacer ganchillo. Aprovechar los agujeros de los extremos para introducir el hilo y realizar un par de nudos alrededor del aro. Procurar que quede lo más tenso posible. 
  2. Repetir la misma acción alrededor de todo el aro y estirar el tapete lo máximo posible para quede pegado al bastidor. 
  3. Cortar 6 tiras del cordón de ante del mismo tamaño y anudarlas alrededor del aro de tal forma que cuelguen 12 flecos.
  4. Introducir un abalorio de madera por cada uno de los flecos.
  5. Aplicar un poco de pegamento textil en el extremo de cada fleco. 
  6. Pegar las plumas en el cordón. Una vez seco bajar la cuenta de madera hasta la parte superior de la pluma. 

Lo mejor de este tutorial es que podemos personalizar nuestro cazador de sueños, no hay ninguno igual. Podemos modificar el tamaño del bastidor de madera, el modelo de tapete, los colores del cordón, la forma de los abalorios, el número de flecos... hay cientos de combinaciones


¿Os gustan los cazadores de sueños? ¿te animas a hacer el tuyo?

Imágenes: La Bici Azul