Traductor

Buscador

MI viaje a la India: Samsara, Jaisalmer y Bikaner

lunes, 25 de enero de 2016
Retomamos esta guía de viaje a la India y continuamos nuestro recorrido por el hermosos y caluroso estado de Rajasthan después de visitar las ciudades de Pushkar, Udaipur y Jodhpur. Tras dejar atrás la ciudad azul de Jodhpur nos trasladamos por carretera a nuestro siguiente destino, un Resort entre las dunas del desierto del Thar -como si de un oasis se tratara- llamado Samsara que cuenta con tiendas de campaña de lujo en las que se respira la más absoluta tranquilidad. La verdad es que después del ruido y el bullicio de la ciudad esta estancia supuso un respiro del ajetreo que supone un viaje de estas características.  

Allí nos esperaba un jeep para hacer un safari por las dunas de desierto y descubrir las especies autóctonas -camellos, pavos reales, faisanes y una especie de ciervos- así como las construcciones típicas de la zona.  Antes de llegar al campamento pudimos disfrutar de una maravillosa puesta de sol a lomos de un camello que nos condujo a nuestra tienda de campaña. Por la noche, bajo un precioso cielo estrellado y al aire libre, degustamos la deliciosa cocina del desierto mientras disfrutamos de bailes y canciones típicas de la región.  


Tras una noche reparadora en el desierto nos esperaba nuestro siguiente destino, Jaisalmer, también denominada "la ciudad dorada" por el color de la piedra arenisca con la que está construida. Cuenta con un fuerte del siglo XII perfectamente conservado en cuyo interior encontramos un gran número de palacios de maharajás, templos hinduistas y jainistas de gran belleza. Paseamos durante horas por la ciudad entre vacas sagradas, motos y gente amable, y tuvimos la suerte de visitar algún "Haveli" -antiguas casas señoriales del siglo XVII- cuyas fachadas de piedra labrada son autenticas obras de arte. Por último, nos dirigimos a los "chatris" -antiguos espacios donde incineraban a los muertos- a contemplar una puesta de sol espectacular que se acentuó gracias a los colores dorados de la ciudad. 


Al día siguiente nos esperaba otro destino, la ciudad de Bikaner, a la cual nos dirigimos por carretera entre fuertes medidas de seguridad por su proximidad con la frontera de Pakistan. Por el camino hicimos la parada más desagradable del viaje para visitar un templo donde veneran a las ratas -has oído bien-. Su nombre es Templo Deshnok y después de darle vueltas decidí no pasar. Entre que tenía el estómago del revés desde la noche anterior y no soy muy amiga de las ratas, tomé la mejor decisión. 

Ya en Bikaner fuimos directos al hotel, un precioso palacio del siglo XIX perfectamente conservado pero con una decoración un poco macabra. Muchas de sus paredes estaban decoradas con cabezas y pieles de animales de las numerosas cacerías a las que asistía el maharajá. Por la tarde nos dirigimos al impresionante fuerte de la ciudad denominado Junagarh y que fue construido en el siglo XVII. Antes de que anocheciera decidimos acercarnos  en tuc tuc al centro de la ciudad para visitar algún edificio representativo y un último templo, una experiencia asombrosamente divertida a pesar del ruido, los baches y el olor a tubo de escape. 


¿Qué os ha parecido este recorrido por Samsara, Jaisalmer y Bikaner? ¿qué es lo que más ha llamado tu atención?

**Os espero en unos días con el cuarto y último capítulo de esta guía de viaje por la India.


  1. Envidia de viaje y fantásticos coloridos en los textiles ❤

    ResponderEliminar
  2. Espectacular e increíble viaje Chejo. Qué maravilla!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Lo que más me asombra de tu viaje Chejo, es la pobreza que hay y los colores tan alegres que hay en arquitectura, textiles y vestimentas. Es alucinante como la gente vive con esa alegría, esa luz y esos paisajes. Quizás sea lo que les hace salir adelante el día a día. Me ha encantado esta parte del viaje, y las puertas y fachadas son especataculares.

    ResponderEliminar
  4. Muy bonitas puertas,muchos colores en las ropas todo muy bonito....

    ResponderEliminar
  5. Lo que más me ha gustado deL artículo es la descripción de las diferentes ciudades. Descrito así se palpa un país lleno de experiencias y muy diferente al nuestro.
    Me ha encantado las fotos, tienen efectivamente mucho colorido para lo pobre que es.
    Gracias por este texto.

    ResponderEliminar
  6. Madre mía, que ganas de volver!
    Que maravilla. Que envidia!

    ResponderEliminar