Traductor

Buscador

Chemex, la cafetera más slow

miércoles, 20 de enero de 2016
Me encantaría ser una persona "cafetera", de niña imaginaba "mi yo adulto" tomando café frente al ordenador de cualquier oficina, pero siendo sincera nunca me ha gustado el café, ni su sabor ni el efecto que causa en mí, acelera mi pulso y me quita el sueño durante dos noches seguidas -siendo exagerada-. Durante la época de exámenes en la universidad lo utilizaba como si de una droga dura se tratara -en pequeñas dosis- para aguantar toda la noche en vela. Hoy en día sigo sintiéndome atraída por los adultos que degustan su café con la mirada perdida en alguna parte e intento imitarlos con una taza de té, pero no cuela. 

Si fuera amante del café Chemex sería la cafetera elegida. Este dispositivo inventado por el alemán Schlumbohm en 1941 para una empresa norteamericana es hoy en día el objeto de deseo de los más cafeteros por varios motivos: un diseño sencillo, su facil manejo y sobre todo, el delicioso aroma que desprende. Los entendidos afirman que se trata de uno de los cafés más puros y aromáticos. Sea como sea, lo que me atrae de esta cafetera es el ritual -casi ceremonial- de preparación, requiere de tiempo y mucha paciencia. En la época de las cafeteras de cápsulas futuristas, buscamos en cuanto nos es posible los momentos slow, aquellos en los que podemos deleitarnos con las pequeñas cosas sin mirar el reloj, y el sistema de goteo de la cafetera Chemax es el invento perfecto para evocar estos momentos de paz.  

Su diseño, a pesar del paso del tiempo, no deja de sorprendernos ya que no hay en el mercado nada similar. A pesar de los intentos de imitación nadie ha sabido reproducir a la perfección las formas y la calidad de los materiales de la cafetera Chemex. Su figura de cristal, cintura de madera y cordón de cuero hacen de este utensilio un objeto de deseo -casi decorativo- para amantes y detractores del café (como es mi caso). 

Cafetera Chemax
Imagen 
Cafetera Chemax
Imagen
Chemax
Imagen
Cafetera Chemax
Imagen
Cafetera Chemax
Imágenes 
Cafetera Chemax
Imagen
Cindy Loughridg
Cafetera Chemax
Imagen
Chemax
Imagen
¿Te gusta el café? ¿qué tipo de cafetera usas?

  1. qué original!!!!! no había visto ninguna cafetera de ese modelo!!!!
    tiene buena pinta la verdad jajaja

    ResponderEliminar
  2. La verdad que es la cafeteria por excelencia de Kinfolk y siempre me ha parecido súper bonita.

    ResponderEliminar
  3. qué intriga me has creado jeje. Me gusta, se la voy a enseñar luego a mi marido que es muy cafetero y aunque tiene la Dolce Gusto el es más de café de cazuela y colador de toda la vida y seguro que éste método le va a encantar.

    Bss guapa!!!

    ResponderEliminar
  4. Tus imágenes me transportan a mi cocina, al acabar el día, cuando ya puedo olvidarme del reloj, echar el freno y preparar un buen café. Yo opto por una cafetera italiana de toda la vida, el aroma a café y el sonido del hervor me devuelven la calma que necesito para acabar el día. Preciosos post!

    ResponderEliminar
  5. qué curioso Chejo, a mí tampoco me gustaba nada el café y últimamente no puedo parar de tomar, ¡me encanta su sabor! fue un día en Milán en la feria, nos dimos un palizón de viaje recorriéndonos cada rincón de la feria y no podría más, charlie me compró un capuccino y la verdad que el café de allí es una maravilla... mmmm qué buena pinta tiene el de esta cafetería :)

    ResponderEliminar
  6. A mi me gusta el café pero con leche, si no nada. Y solo lo puedo tomar hasta las 5 de la tarde. Si lo tomo a partir de esa hora, no duermo en toda la noche jajaja

    la verdad es que las fotos enamoran y dan ganas de tener esa cafetera, aunque no sé si tendría la paciencia suficiente. Yo en casa tengo una de cápsulas y una de hierro normal, de toda la vida.

    besos

    ResponderEliminar
  7. En casa tenemos una. (Javi, que es un loquillo del buen café). Y, además de hacerlos estupendamente, es preciosa!!!
    Besos guapa.

    ResponderEliminar
  8. Me has dejado sin palabras, no sabía ni que existía y eso que el café y yo somos todo uno!!
    Súper beso y feliz semana.

    ResponderEliminar
  9. Es realmente una cucada de cafetera, pero hace unos meses que dejé el café (en mi caso también era como una droga para soportar la falta de sueño y me sentaba fatal).

    Un besete.

    ResponderEliminar
  10. Pues yo sí soy cafetera, y la Chemex está en mi lista de deseos. Del café no sólo me gusta su sabor, sino como dices, también el ritual de prepararlo. Aunque tengo una cafetera nespresso, el café de la mañana me lo hago de la manera tradicional, y sólo escuchar como sube el café, ya me pone las pilas! Un besazo

    ResponderEliminar