Traductor

Buscador

Bici Receta: Huevos Benedictine

lunes, 27 de octubre de 2014
Es el plato estrella del Brunch, los Huevos Benedictine no faltan en la carta de cualquier restaurante que ofrezca esta tradición gastronómica en auge y con cada vez mas adeptos. Es sabroso, contundente y muy nutritivo, el bocado perfecto para afrontar un día lleno de aventuras e imprevistos.

Ha sido la primera vez que lo hacíamos en casa y he de decir que la salsa es una de las mas difíciles de ligar, así que atento a los consejos.


INGREDIENTES (4 Raciones)

4 Huevos
4 Lonchas de Jamón Serrano
120 g de espinacas frescas
Aceite de Oliva
2 Ramitas de cebollino
Sal
Pimienta
Agua

SALSA HOLANDESA

300 g de mantequilla
4-5 Yemas de huevo
1 copa de vino blanco
Vinagreta
Sal
Pimienta

PAN INGLES

360 g de harina
2 huevos
100 g de mantequilla
1 cucharadita de levadura
8 cucharadas de leche templada
4 cucharadas de aceite de oliva


ELABORACION:

1. MASA DEL PAN: añadimos leche templada y levadura en un bol y lo mezclamos con ayuda de la varilla. Introducir la mantequilla para que se vaya fundiendo. Batir bien la mezcla mientras incorporamos un huevo junto con un chorrito de aceite de oliva. Por último, añadir la harina y mezclar bien todos los ingredientes hasta conseguir una masa homogénea. Al finalizar, tapar con un paño y dejar reposar durante al menos 1 hora.

Después de reposar, realizamos cuatro bolitas con la mano, las aplastamos contra la encimera y nos ayudamos de un vaso para darles una forma redondeada. Posteriormente ponemos una sartén con un chorrito de aceite de oliva a fuego medio y las doramos durante 10-12 minutos.

2. SALSA HOLANDESA: separamos las yemas de los huevos y las añadimos a un bol junto con el vino blanco, las montamos con la ayuda de la batidora. Por otro lado fundimos la mantequilla en un cazo y la agregamos poco a poco a la mezcla sin dejar de batir en ningún momento. Continuamos batiendo hasta conseguir una salsa homogénea. Salpimentamos al gusto, añadimos la vinagreta y terminamos de mezclarlo todo.

3. JAMÓN SERRANO y ESPINACAS: doramos las lonchas de jamón en una sartén con un poquito de aceite de oliva. Por otro lado, limpiamos las hojas de espinacas frescas bajo el chorro de agua y cortamos el tallo. Las pasamos por la misma sartén con un poco de sal.

4. HUEVOS ESCALFADOS: ponemos a hervir agua con un poco de sal e introducimos los huevos. Una vez dentro bajamos el fuego para que los huevos no se rompan con el movimiento del agua.

5. EMPLATAMOS: ponemos la loncha de jamón serrano y las espinacas sobre el pan, después colocamos el huevo con mucha cuidado para que la yema no se rompa, y por último lo cubrimos con la salsa holandesa. Decoramos con un poco de cebollino troceado.

Y este es el resultado final, la salsa no quedó perfecta, pero estaba deliciosa. 


¿Has probado los huevos benedictine alguna vez? ¿te atreves a hacerlos en casa?


  1. Madre mía chejo, qué pinta tiene!!! ¿para cuando un brunch wedeco? ;)

    ResponderEliminar
  2. Los huevos benedictine siempre, siempre están bien ricos! Las fotos son estupendas asi que tienen aún mejor pinta jejeje

    ResponderEliminar
  3. ¡¡¡¡Los hemos probado y nos chiflaaaan!!!! Pero la verdad es que veo complicado que me salgan así de bien, habrá que intentarlo :)

    ResponderEliminar
  4. Nunca los he probado, el huevo no me va demasiado. Pero tu plato tiene una pinta estupenda!!
    (Aunque dudo de su autoría ;) )

    ResponderEliminar
  5. Qué pinta Chejo!! Nunca los he probado, pero a ver si me atrevo con tu receta!!
    Bsts

    ResponderEliminar
  6. :O casi casi igualito lo hacen en un sitio al ladito de mi casa, pero seguro que tu receta (echa a mano hasta la masa!!) está más buena! tengo que probarlo :)
    un beso!
    Carmen

    ResponderEliminar