Traductor

Buscador

Una casa de cinco plantas en Bruselas

miércoles, 17 de abril de 2013
En la Bici Azul hoy os enseñamos la precioso casa que Justine Glanfield, la creativa inglesa de Cotton and Milk, una prestigiosa marca de ropa infantil tiene junto a su marido y su hijo de 5 años en Bruselas. 

Esta pareja londinense cuenta con una vivienda de arquitectura tradicional de nada menos que cinco plantas en una de las zonas con más encanto de la ciudad. Tuvieron que reformarla entera, pero el resultado ha sido todo un acierto. Aún así han conservado muchos de los elementos de la antigua casa: los suelos, los techos altos, radiadores y paredes de ladrillo. Por otro lado trasladaron muchos de los muebles de su antigua residencia que fueron recabando en diferentes mercados y tiendas de antigüedades. 



Con una decoración minimalista y en tonos neutros, los dueños han querido aportar su personalidad a la vivienda cuidando cada detalle y eligiendo con cabeza cada pieza.
La cocina se convierte en el centro de actividad de la casa concediéndole una gran fuente de luz a través de una gran ventanal, y suelos, alicatado y muebles en un blanco puro.



En el salón los protagonistas son los libros, que llenas los estantes y otras partes de está habitación, y un sofá chester de cuero marrón con el desgaste típico de los años, que le aportan el carácter que este mueble merece. 

Los cuadros pasan a un segundo plano camuflándose con un color oscuro en las paredes, excepto el de la chimenea, que aporta un toque de color cálido a esta estancia. No hay más ornamentos que unos pequeños jarrones descansando en la repisa de esta.


El comedor cuenta con un gran foco de luz que se intensifica con una elección cromática en tonos suaves y materiales naturales como la madera, el mimbre, plantas y flores frescas.



Pocas veces el baño es mi parte favorita de la casa, pero en este caso tengo que hacer una excepción, ya que cuenta con detalles que me remiten a la infancia: la palangana de porcelana, los recipientes de vidrio, el mueble expositor de madera antiguo, el espejo desconchado y esa preciosa bañera de hierro fundido con patas.


La habitación infantil cuenta con todos los requisitos fundamentales: luz, espacio y muchos juguetes y objetos con los que dejar volar la imaginación al mismo tiempo que aprenden.



Por último llegamos a la guinda del pastel, ya que en el ático de la casa está situado el estudio dónde está creativa realiza sus diseños de moda infantil. Un espacio diáfano de techos abuhardillados donde se ha respetado el suelo y la pared de ladrillo original y se ha utilizado mobiliario industrial, desde el mueble de una antigua fábrica textil, pasando por las taquillas y la lámpara.


 Todas las fotos puedes encontrarlas aquí

Esta vivienda transmite claramente la personalidad de sus habitantes, ¿no os parece?
  1. Es una casa estupenda... creo que todos soñamos con algo así....
    Te he dejado un premio en mi blog!! me encanta pasarme por aquí y quería compensarlo con algo!!

    Un abrazo

    http://www.cocoatutoriales.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar