Traductor

Buscador

Costa Oeste de EEUU: San Francisco (Parte II)

miércoles, 7 de diciembre de 2016
En nuestra guía de la Costa Oeste de EEUU ya hemos pasado por la ciudad de los Angeles, la impresionante zona de Big Sur y nos quedamos en San Francisco, cuya guía decidí dividir en dos partes para no saturaros con demasiadas imágenes e información.

En esta primera parte recorrimos el barrio de Civic Center, Union Square, Chinatown, la Pirámide Transamerica, Lombard Street, la zona de Embarcadero, el famoso Palace of fine Arts situado en el Parque del Presidio, el mirador de Ina Coolbrith Park, el precioso barrio de Lower Haight y sus Painted Ladies, Haight Streets -la calle más hippie- y terminamos dando un paseo en bicicleta por Golden Gate Park. 


Tras recorrer todo el parque dejamos la bicicleta y paramos a comer en un restaurante oriental situado en la colorida y comercial Haight Street. Poco después emprendimos el camino a pie hacía uno de los puntos más conocidos de la ciudad, el barrio de Castro. Para el que no lo conozca, en los años 70 se convirtió en el epicentro del movimiento gay gracias a figuras tan relevantes como el activista  y concejal Harvey Milk. Hoy en día continua siendo el barrio escogido por la comunidad homosexual para reunirse y abrir sus negocios.   

Lo que más llama la atención en este barrio es la fuerte conciencia social que se respira en sus calles y el gran colorido de sus pasos de cebra, banderas y negocios. Sin duda es de uno de los barrios con más vida de San Francisco. 


Nada más abandonar Castro nos encontramos de frente con el que para mi es el parque con mejor ambiente y vistas de la ciudad. Dolores Park se encuentra en el distrito de Mission y es lugar perfecto para descansar y reponer fuerzas. Si además tienes la suerte de poder ir un día entre semana encontrarás mucho espacio para tirarte al sol sin tener que darte de codazos por un trozo de césped. 


Tras un breve descanso nos adentramos de lleno en Mission, uno de los barrios mas multiculturales de la ciudad. Paseando por sus calles descubres una gran concentración de población Latina que te hace sentir como en casa. Entre sus edificios emblemáticos destaca Women's Building que funciona como centro para la integración de la mujer y destaca por el impresionante mural de la fachada. 


Antes de que la noche se nos echase encima decidimos parar a tomar algo en la preciosa cafetería Sightglass Coffe, el lugar perfecto para terminar una jornada de turismo.


El último día en San Francisco lo dedicamos a visitar las zonas más apartadas de la ciudad, por lo que decidimos coger el coche para poder llegar a cada uno de los puntos de nuestra agenda. La primera parada tuvo lugar en las colinas de Twin Peaks, cuyos miradores ofrecen las vistas más impresionantes de la ciudad. El mirador principal tiene una zona de parking perfecta para dejar el coche.


Posteriormente nos dirigimos hacia Lands End, otro de los parques de la ciudad que ofrece una vistas privilegiadas del famoso Golden Gate. Lo que desconocíamos es que desde los miradores del acantilado puede verse una gran cantidad de delfines nadando muy cerca de las rocas, todo un espectáculo. Es recomendable llevar zapatillas o calzado cómodo ya que la travesía por el interior del parque tiene más de una subida por caminos de tierra y piedra. 

También reservamos unos minutos para bajar a Baker Beach, una de las playas más concurridas de la ciudad donde siempre puedes encontrar bañistas y gente tomando el sol. Su cercanía con el Golden Gate ofrece unas vistas extraordinarias del puente. 


A la hora de la comida cruzamos en coche el puente de Golden Gate y nos acercamos a Sausalito, el barrio más tranquilo de San Francisco que está situado al otro lado de la bahía y del puente Golden Gate. Se caracteriza por su puerto pesquero y por las más de 400 casas flotantes -algunas preciosas- que se distribuyen a lo largo de la costa. Es una zona perfecta para pasear, y aunque presume de ser un barrio bohemio, en realidad es una de las zonas más caras y lujosas de la ciudad. 


La siguiente parada iba a ser Mount Tamalpais, pero nos quedamos a medio camino porque el sol se pone muy pronto y no queríamos marcharnos de San Francisco sin despedirnos de la joya de la corona. En su lugar decidimos parar en el mirador Muir Beach Overlook, que ofrece unas vistas impresionantes del océano y su escarpada costa. Lo mejor de esta parada fue el avistamiento de una pequeña ballena que decidió asomarse para nosotros. 


Y finalmente, los últimos minutos en la ciudad se los dedicamos a su construcción más emblemática, el puente de Golden Gate. A lo largo de la carretera que bordea la costa nos encontramos con distintos miradores que ofrecían unas preciosas vistas del puente, pero si tuviera que escoger una me quedo con la que de Battery Spencer. 


La visita a San Francisco ha sido uno de los puntos fuertes de esta ruta por la Costa Oeste de EEUU. Espero que esta guía os sea útil en un futuro viaje.

¿Qué te parece esta ciudad? ¿la conoces? 


GuardarGuardar

Desafio Handbox: DIY Bolas de Navidad

lunes, 5 de diciembre de 2016
Hace unas semanas se ponían en contacto conmigo las chicas de Handbox para proponerme el desafío Handbox de esta Navidad. Querían que colaborase en la decoración de su estudio junto con otras bloggers realizando las bolas de Navidad. No me lo pensé dos veces y me puse manos a la obra apostando por dos diseños muy especiales, por una lado, creando pequeños dioramas en bolas transparentes y por otro, unas preciosas bolas de origami.

Estas bolas Navideñas están ahora mismo decorando el precioso estudio de Handbox junto con las manualidades de mis compañeras: el Taller de las Cosas Bonitas, Yellow Pillows Deco, Sofía Parapluie, Hadas y Cuscús, Mi Cesta de Mimbre, Little Hannah y la Chimenea de las hadas. En el estudio no faltará la presencia del árbol de Navidad, los regalos, una guirnalda, una estrella o una mesa totalmente decorada. Si quieres ver el resultado final visita el perfil de Instagram de Opitec y encontrarás todas las piezas de este puzzle.  

Lo más sencillo de todo fue conseguir todo el material en un mismo lugar, ya que en el catalogo de Navidad de Opitec de este año no falta de nada. Puedes conseguir cualquier material que te propongas para llevar a cabo todo tipo de manualidades para decorar tu casa esta Navidad. Visita la web y solicita tu catálogo. 


Para personalizar las bolas transparentes con distintos dioramas navideños necesitaremos:

MATERIAL DIORAMAS NAVIDEÑOS

Bolas Transparentes desmontable de distintos tamaños
Figuras Navideñas (árbolitos, ciervos, osos polares y setas)
50g de Musgo de Islandia
Pintura dorada en Spray 
Nieve Artificial
Cola caliente y pistola
Cuerda


PASOS

1. Montar la bola y aplicar cola caliente en la base interior. 
2. Añadir el musgo y presionar hasta que la cola seque. 
3. Aplicar cola en la base de los mini abetos e introducir dentro de la bola presionando hasta que seque.


4 y 5. En las bolas con animales de resina aplicaremos una gran cantidad de cola sobre la base y salvaremos la curvatura manteniendo la figura en posición recta hasta que la cola haya secado. De esta forma la cola actuará como cuña.
6. Incorporar la nieve artificial en la otra mitad de la bola y cerrar con cuidado de que no se salga. Una vez cerrada la bola repartiremos la nieve de forma uniforme.


Las posibilidades a la hora de personalizar bolas de Navidad transparentes son infinitas, y gracias a los tamaños que ofrece Opitec podemos introducir una gran variedad de figuras. El limite lo pone la imaginación.


Como os comentaba al principio del post, realicé dos diseños de bolas. El segundo fueron bolas de papel realizadas con la técnica de origami. El proceso es un poco más complejo que el de los dioramas, por lo que si os perdéis con el paso a paso de las fotos os recomiendo ver algún vídeo en Youtube. 


MATERIAL BOLAS ORIGAMI

Papel estampado reversible de origami
Pegamento de barra
Cuerda
Tijeras


1. Doblamos un papel completamente cuadrado por la mitad juntando dos de las esquinas.
2. Realizamos el mismo pliegue juntado las otras dos esquinas.
3. Ahora doblamos la hoja por la mitad, abrimos y doblamos la otra mitad.


4. Metemos dos de las puntas hacia el interior tal y como muestra la figura de la imagen.
5 y 6. Juntamos las puntas y doblamos hacia dentro (ver imagen).


7 y 8. Doblar las dos puntas hacia el interior tal y como se muestra en las imágenes.
9. Repetir la misma acción con las dos puntas del otro lado.


10. Cortar el pico sobrante hasta que quede una forma triangular.
11. Desplegar una de las alas.
12. Introducir el dedo entre las dos partes (ver imagen).


13. Meter el ala hacia dentro aprovechando el pliegue.
14. Repetir la misma acción en las cuatro alas hasta que queden cuatro picos en cada lado (ver imagen).
15. Doblar los picos hacia el centro del triángulo.


16. Doblar todas las esquinas hacia el centro hasta que quede una figura como la de la imagen.
17. Desplegar toda la figura con cuidado de no rasgar el papel.
18. Meter todas las esquinas hacia dentro.


19. De esta manera ya tenemos la mitad de nuestra bola. Repetiremos toda la figura hasta conseguir las bolas que necesitemos para nuestra decoración.
20. Cortar un pico de una de las mitades e inducir el cordón.
21. Aplicar pegamento de barra o cola blanca sobre cada uno de los picos interiores de la figura.
22. Juntar las dos mitades con mucho cuidado de no presionar, ya que la la figura puede deformarse. Esperar a que seque el pegamento.


¡Y este es el resultado final! Al trabajar con un papel reversible con dos colores diferentes jugué con el color blanco y dorado para hacer distintas composiciones. Además, el papel viene en el mismo pack en dos tamaños distintos.


¿Qué os parece el resultado? ¿qué modelo de bola de Navidad os gusta más?

Home Tour Navideño

viernes, 2 de diciembre de 2016
Inauguramos el mes de diciembre con el primer home tour navideño. El 1 de diciembre es el día oficial para instalar el calendario de adviento y aquí en España -los más impacientes- aprovechamos el puente que tenemos por delante para montar el resto de la decoración navideñaLos países nórdicos son sin duda los más adelantados a la hora de decorar la casa para Navidad y muchos, orgullosos de su trabajo, no dudan en publicar sus casas en diferentes medios para compartirlo con todos nosotros. Es el caso de la vivienda que visitamos hoy, un claro ejemplo de la influencia que la decoración escandinava ejerce sobre nosotros.

Los objetos típicos de la Navidad como el árbol, coronas y guirnaldas se integran de tal manera con la decoración de la casa que prácticamente pasan inadvertidos. Nadie como los nórdicos para sacar el mejor partido a la Navidad con su estilo inconfundible, donde prima el uso de materiales naturales y elementos handmade.

Mientras, un que un árbol natural con los típicos ornamentos recibe a las visitas en el hall de la casa, otro handmade de madera reciclada descansa junto a la chimenea creando una atmósfera muy especial. El resto de la decoración navideña cuelga de forma natural de las piezas permanentes de la casa aportando aún más calidez y estilo. La mesa también está preparada para recibir la Navidad, con una composición de platos de distintas vajillas en los que destaca uno en color dorado que conjunta con la cubertería también en oro. Unas velas y una rama de romero para cada comensal completan la mesa.


¿Te gusta la decoración navideña nórdica? 

Fuente: Vtwonen
Fotografía: Hans Mossel