Traductor

Buscador

Esto no son cactus

miércoles, 22 de marzo de 2017
Hace más de un año os adelantaba que los cactus iban a marcar tendencia en el mundo de la moda y la decoración, y hoy podemos afirmar que nos encontramos ante una autentica epidemia donde los cactus han invadido todos los rincones de nuestra casa, los escaparates, los locales de moda, la publicidad y las Redes Sociales. Yo soy la primera que me pierdo por cualquier artículo con forma o estampado de cactus.

La fiebre del cactus ha llegado a transformar casi cualquier objeto en un cactus. Es tal la obsesión de las marcas por su figura que ninguna se ha resistido plasmarlo en sus colecciones de moda o artículos de decoración. Ya no nos conformamos con tener varias plantas de cactus en casa, además nos hacemos con cojines, lámparas, carcasas para el móvil, papel de pared o ropa con estampado de cactus.

Su forma y color son inconfundibles y tanto los pequeños creadores como las grandes firmas lo han trasladado a sus diseños de producto utilizando todo tipo de materiales: cristal, cerámica, porcelana, madera, corcho, tela, papel e incluso tubos de neón. Hoy en día podemos encontrar jarrones, tazas, cojines, platos y lámparas con forma de cactus en varios tonos de verde o el siempre acertado blanco.

Decoración-cactus
Imagen
El mundo del DIY no ha querido quedarse atrás y también ha utilizado la figura o el estampado de cactus para publicar originales tutoriales. Ya son varios los blogs que han compartido DIY con el paso a paso para hacer tu propio cojín con forma de cactus, macetitas de papel o lámparas de neón. Todos han sucumbido a la fiebre del cactus.

Decoración-cactus
Imagen
Decoración-cactus
Imagen
Decoración-cactus
Imagen
Decoración-cactus
Imagen
Decoración-cactus
Imagen
Decoración-cactus
Imagen 

Decoración-cactus
Imagen 
Decoración-cactus
Porta anillos cactus
Decoración-cactus
Imagen
Decoración-cactus
Imagen
Decoración-cactus
Imagen
Decoración-cactus
Imagen
Decoración-cactus
Urban Outfitters 
Decoración-cactus
Imagen


Decoración-cactus
Imagen
Decoración-cactus
Imagen
¿Hasta dónde creer que llegará esta obsesión por los cactus?

La Casa Rosa

viernes, 17 de marzo de 2017
Esta semana he terminado la última temporada de Please Like Me -una serie australiana de Netflix- y  como siempre que acabo algo que me gusta mucho, me quedo con una sensación extraña de vacío. Durante semanas he compartido casa con Josh y Tom, he reído con sus locuras, he llorado sus penas, he bailado con su tema principal y he de reconocer, que también me he cabreado con alguna de sus decisiones. Sin duda, ha sido mi gran descubrimiento televisivo del último año. Echaba de menos ver una buena serie que me hiciera reír a carcajadas, pero lo que he encontrado es mucho más que eso. 

No si si es casualidad, destino o llámalo como quieras. Pero hace justo unos días me encontraba con una casa de color rosa que me ha recordado mucho a la serie de la que os hablo. Se trata de una preciosa casa con envoltorio rosa situada en Nueva Orlenas (al Sur de Estados Unidos) que presume de un interior en colores vibrantes que bebe de varios estilos. Sus inquilinos, una joven pareja y su perro, decidieron redecorarla hace pocos meses aprovechando su gran potencial.

casa-rosa

No hay nadie que pase a su lado y no se giré para mirar su llamativa fachada típica de la arquitectura de la capital de Luisiana. Esta casa de principios del siglo XX aún conserva el suelo y los techos originales que le aportan aún más encanto. El interior no tiene nada que envidiar a su fachada rosa, techos altos, grandes ventanales, un precioso piso de madera y una selección de piezas mid century combinados con textiles de inspiración étnica. Una mezcla arriesgada que sus propietarios han sabido sacar partido.

El color rosa también fue el escogido para las paredes del comedor, una base perfecta para la mezcla de piezas y textiles que lo componen. Pero si hay algo que predomine en la decoración de esta casa son sin duda las plantas de interior. En el suelo, colgando del techo o sobre distintos muebles, las plantas inundan el hogar de esta pareja de blogueros con tan buen gusto. 

casa-rosa
casa-rosa
casa-rosa
casa-rosa
casa-rosa
casa-rosa
casa-rosa

¿Qué os ha parecido la casa rosa?

Fotografías: Dabito



Composición de cuadros en la pared

miércoles, 15 de marzo de 2017
Si os fijáis, en la mayoría de los ambientes y proyectos de interiorismo que publicamos en la Bici Azul todas las semanas, nos encontramos con una preciosa composición de cuadros, fotografías o láminas en alguna de sus paredes. Mi fijación por este tipo de composiciones viene de lejos. Desde que me independicé siempre he tenido láminas y fotografías colgando de las paredes siguiendo algún  patrón. 

La semana pasada me llegó a casa una preciosa lámina de Henry Rivers, un diseñador gráfico que realiza prints de distintos rincones del mundo con un diseño minimalista y en colores pastel. Yo escogí el cuadro de San Francisco, una de mis ciudades favoritas del mundo, porque me trae muy buenos recuerdos tras mi viaje por la Costa Oeste de Estados Unidos. Y para darle un lugar privilegiado, lo he colgado con fotografías de mis viajes en la pared de de ladrillo blanco que tengo junto a la escalera del salón. Puedes ver el resultado en las últimas imágenes del post.


La composición de cuadros en la pared es uno de los recursos más divertidos para vestir nuestras paredes y conseguir una decoración personalizada. Agrupando nuestros cuadros o fotografías preferidas podemos conseguir centrar el foco de atención hacía esa pared. Pero no vale cualquier composición, antes de hacer un solo agujero debemos planificar muy bien la disposición de los cuadros, la elección de los marcos, tamaños y sobre todo que haya armonía entre los cuadros.


Para conseguir una composición equilibrada te proponemos dibujar varios diseños previamente sobre papel, posteriormente haremos pruebas en el suelo jugando con distintas composiciones. Si no tienes espacio para eso, la alternativa es dibujar el contorno de cada cuadro sobre la pared con cinta de carrocero o washi tape. Una vez decidida la disposición final, y con ayuda de una cinta métrica, marcaremos el punto exacto donde irá cada cuadro. 

El color y la forma de los marcos debe ser similar, aunque hay composiciones de cuadros con marcos muy distintos que funciona muy bien en ambientes eclécticos. Los marcos en color blanco, negro o madera son los que mejor se adaptan a cualquier estilo. 

Por último, el paso más importante es la selección de imágenes que vamos a colgar. Debe existir cierta armonía entre ellas para que funcione la mezcla. Intentar que mantengan una misma línea cromática y que las formas sean similares. Al igual que con los marcos, la mezcla puede resultar positiva en algunos ambientes. Si mezclamos ilustración, óleo y fotografía es imprescindible ensayar antes las distintas composiciones y optar por la que mejor funcione. Os recomiendo que visitéis la sección de cuadros de la Tostadora que tiene una selección de ilustraciones preciosas para añadir a vuestra composición. 

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen portada y esta
Imagen
Imagen
Imagen

Por cierto, también recibí esta camiseta personalizada que yo misma diseñé, ¿qué os parece? 


¿Tienes una composición de cuadros en alguna pared de casa?